Ingredientes

para 3 personas

  • 250 gramos de harina 00

     

  • 1 pizca de sal

     

  • 120 mililitros de agua fría

     

  • 150 gramos de calabaza

     

  • 3 topinambur o alcachofa de Jerusalem

     

  • pimienta

     

  • agua

     

  • 3 cucharadas de queso rallado

     

  • 1 ramita de perejil

     

  • 3 cucharaditas de leche de soja

     

  • aceite de oliva virgen extra

     

Los agnolotti con crema de calabaza y alcachofa de Jerusalén son un primer plato delicioso y muy elegante. Esta pasta fresca rellena está hecha sin huevos. Una alternativa más ligera e ideal para todos aquellos que padecen intolerancias. Relleno de calabaza al vapor, aromatizado con queso rallado al gusto y pimienta negra. Al final una agradable sorpresa, en forma de una delicada crema de alcachofa de Jerusalén, con la que condimentamos el plato. La alcachofa de Jerusalén con su característico sabor, un cruce entre la patata y la alcachofa, va a la perfección con la calabaza ligeramente dulce. Un plato equilibrado, muy bueno y bonito a la vista, que enriquecerá tus mesas.

 

Preparación – Agnolotti con crema de calabaza y alcachofa de Jerusalén

 

1. Cortar el calabaza en cubos y ponerlo a cocer al vapor. Cuando esté cocido, pero aún firme, déjelo enfriar y tritúrelo con un tenedor. Agregue a la pulpa el queso rallado, el pimienta, una pizca de sal y unas gotas de aceite. Revolver.

Agnolotti con calabaza y crema de topinabur

2. Limpiar el topinambur o alcachofa, rasparlo y luego lavarlo debajo del agua Actual. Córtalo en cubos y ponlo en una olla junto con una ramita de perejil y unas cucharaditas de agua. Cocine a fuego lento hasta que toda el agua se evapore y el verduras se volverá suave por dentro, pero firme. Añade el leche y una pizca de sal y licuar con la batidora de inmersión, reduciendo la alcachofa de Jerusalén a una crema espesa y compacta.

Agnolotti con calabaza y sabrosa crema de alcachofa de Jerusalén

3. Prepare la masa. Disfruta el harina Con el agua y una pizca de sal. Trabaja con las manos para obtener una masa suave, homogénea y elástica. Estirar la masa con la máquina o con un rodillo. Tienes que conseguir una sábana muy fina. Coloque una cucharadita de relleno sobre la masa, manteniendo las distancias adecuadas.

Agnolotti con calabaza y crema fácil de alcachofa de Jerusalén

4. Colocar otra hoja encima y hacer que se adhiera bien, teniendo cuidado de no romper la masa y dejar salir todo el aire. Con un cortador de pastelería, cortar los agnolotti. Con un tenedor cerrar bien los bordes. Trae el agua en la olla. Agrega una pizca de venta y una gota de aceite. Cocine los agnolotti hasta que suban a la superficie. Escurrir y sazonar con la crema de topinambur, aceite y pimienta.

Agnolotti casero con crema de calabaza y alcachofa de Jerusalén

los agnolotti con crema de calabaza y alcachofa de Jerusalén están listos para ser servidos.

Agnolotti con crema de calabaza y alcachofa de Jerusalén

Consejos y trucos

– El relleno y la crema de alcachofa de Jerusalén puedes hacerlos el día anterior del almuerzo o cena al que se destina el plato. De esta forma podrás dedicarte al cuidado de agnolotti.

– Para asegurarse de que los agnolotti no se abran durante la cocción, mojar ligeramente los bordes de la masa.

– Puedes hacer agnolotti con harina integral y en lugar de queso usa el tofu.