Mousse de limón con leche condensada

La mousse de limón con leche condensada es un postre clásico y muy sencillo de elaborar. Se trata de una mousse cremosa y esponjosa, con un agradable sabor a limón y un toque dulce de leche condensada.

Para preparar esta mousse necesitaremos:

– 4 huevos
– 1/2 taza de azúcar
– 1/2 taza de jugo de limón
– 1/4 de taza de leche condensada
– 1 cucharadita de ralladura de limón

Pasos a seguir para hacer Mousse de limón con leche condensada

Separamos las claras de las yemas. Batimos las claras a punto de nieve.

En un cuenco aparte, batimos las yemas con el azúcar hasta que estén bien integradas. Añadimos el jugo de limón, la leche condensada y la ralladura de limón, y removemos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Incorporamos las claras a punto de nieve a la mezcla de yemas, y mezclamos con movimientos envolventes hasta que estén bien incorporadas.

Ponemos la mousse en un recipiente adecuado y refrigeramos durante unas horas, hasta que esté bien cuajada.

La mousse de limón con leche condensada es un postre fresco y delicioso, perfecto para disfrutar en los días de calor. ¡Espero que os animéis a probarla!

La mousse de limón con leche condensada es un postre fácil y rápido de hacer. La mayoría de la receta son ingredientes que probablemente ya tengas en tu despensa. Lo único que necesitas es un buen limón, leche condensada y nata (crema de leche) para batir.

Es un postre ligero, fresco y perfecto para un día caluroso. La versión tradicional de esta mousse lleva huevo, pero en esta receta utilizamos gelatina para darle una textura más esponjosa.

Ingredientes mousse de limón con leche condensada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *