Comensales
2

Cocinando
10 minutos

Tiempo de realización
12 min

Dificultad
Fácil

Ingredientes

para 2 personas

  • 30 gramos de Parmigiano Reggiano

  • 40 gramos de mantequilla

  • 40 gramos de harina 0

  • 500 gramos de leche

  • sal

  • nuez moscada

La bechamel con thermomix es una preparación básica apta para enriquecer y acompañar platos más elaborados como la pasta al horno, crepes y lasaña. La preparación implica en primer lugar la realización del roux, elaborado con harina y mantequilla, y luego la adición de la leche y el resto de ingredientes. Es posible dar una densidad diferente a la bechamel variando la cantidad de harina utilizada y los tiempos de cocción de la misma.
Hay muchas variantes que pueden satisfacer las diferentes necesidades de todos, por ejemplo, puede crear una bechamel sin lactosa o una bechamel sin gluten. En mi versión el besamel está enriquecido con nuez moscada y parmesano rallado. Preparar la bechamel con thermomix es muy sencillo y te permite obtener una bechamel sin grumos sin ningún esfuerzo.

Preparación – Bechamel con thermomix

1. Primero debes rallar el parmesano. Córtelo en trozos y con las cuchillas móviles pique durante 30-40 segundos a una velocidad de 6 a 8. Deje el parmesano a un lado.

procedimiento-1-bechamel-con-thermomix

procedimiento-1-bechamel-con-thermomix

2. En el tazón para mezclar sin limpiar agregue el manteca y derrítelo durante 2 minutos a una velocidad de 100 grados 1. Agregue en este punto el harina 0.

procedimiento-2-bechamel-con-thermomix

procedimiento-2-bechamel-con-thermomix

3. Luego forme el roux cocinando durante 3 minutos a una velocidad de 100 grados 1. Agregue todos los demás ingredientes: el leche, los parmesano, los sal y el nuez moscada y cocine a 90 grados durante 6 minutos a velocidad 4.

procedimiento-3-bechamel-con-thermomix

procedimiento-3-bechamel-con-thermomix

Y aqui en unos minutos uno bechamel con thermomix para ser utilizado en otras preparaciones.

bechamel con thermomix

bechamel con thermomix

Consejos y trucos

– Para hacer una bechamel más ligera, puede sustituir la mantequilla por aceite de oliva.

– Una variante de bechamel es la salsa mornay que implica la adición de yemas de huevo y nata.

– En caso de que no necesite utilizar la bechamel inmediatamente, le recomiendo cubrirla con una película y guárdalo en el frigorífico.