Albóndigas con tomate receta de la abuela

Muchas personas les encanta comer albóndigas, es un platillo que se puede preparar de muchas maneras y con diversos ingredientes, pero quizás la forma más tradicional y clásica sea la receta de albóndigas con tomate que preparaban nuestras abuelas.

Este platillo es muy fácil de preparar y siempre resulta delicioso, además de ser muy económico, así que si quieres disfrutar de una buena comida sin tener que invertir mucho dinero o tiempo, esta es una excelente opción.

La clave para que esta receta sea perfecta es usar un buen tomate frito caser, ya que es lo que le dará el sabor y la textura característicos a este platillo.

Ingredientes de las albóndigas de la abuela:

– 1 kilo de carne picada (puede ser de ternera o cerdo)
– 2 huevos
– 100 gramos de pan rallado
– 1 cebolla
– 1 diente de ajo
– 1 vaso de leche
– 1 taza de tomate frito caser
– Aceite de oliva
– Sal, pimienta y perejil

Preparación:

1. Comenzamos picando la cebolla y el ajo muy bien, para ello podemos usar una picadora si tenemos prisa o bien hacerlo a mano.

2. En un bol mezclamos la carne picada, los huevos, el pan rallado, la cebolla y el ajo picados, la leche y un poco de sal, pimienta y perejil. mc3

3. Lo mezclamos todo bien hasta que esté todo incorporado y formamos las albóndigas.

4. Las freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén doradas por todos lados.

5. Añadimos el tomate frito caser y dejamos cocinar a fuego lento durante unos 10-15 minutos, hasta que estén tiernas.

6. Servimos calientes con un poco de tomate frito caser por encima.

¿Qué tienen las albóndigas?

​ La carne puede ser de pollo, de cerdo, de ternera, etc. y algunos condimentos habituales son perejil, pan viejo, cebolla, comino, huevo, etc. Aunque son menos comunes, se pueden preparar albóndigas de pescado, de marisco o vegetarianas.

Después de hervir las albóndigas hay que dejar que se enfríen un poco sobre un trozo de papel de cocina o similar para que el exceso de agua se evapore del todo. El plato que se sirve con las albóndigas, puede ser con arroz, pasta, patatas fritas, ensalada, guisantes, una salsa de tomate espesa, lo más importante es que las albóndigas no sumerjas en agua. También se suele acompañar con un condimento a base de vinagre de vino blanco, aceite de oliva, orégano, ajos, ó perejil picado.​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *