Alitas de pollo congeladas con freidora de aire

Portada » Alitas de pollo congeladas con freidora de aire

Hacer sus alitas de pollo congeladas en la freidora es el único método que puede usar, ¡no es necesario descongelarlo! ¡Junto con esta salsa de búfalo con miel fácil de preparar, nunca los querrás de otra manera!

¡Las freidoras de aire son geniales porque harán que incluso los alimentos congelados tengan un sabor gourmet! ¡Tendrás que probar mis recetas de taquitos congelados, rollos de pizza y palitos de pescado!

Cómo cocinar alitas de pollo congeladas en una freidora

Seré honesto contigo, cada vez que busco recetas de freidoras, generalmente es porque necesito saber cuánto tiempo cocinar cosas como papas fritas congeladas. Después de todo, ¿qué mejor manera de usar su freidora que para bocadillos rápidos y sabrosos? ¡Siempre resultan perfectamente cocidos en la mitad del tiempo normal de cocción! Estas alitas de pollo congeladas con freidora no son diferentes. ¡Te van a encantar!

Las alitas congeladas son algo que casi siempre tengo en mi congelador, ¡y esta es la mejor manera de hacerlas! Freír tus alitas al aire les da la piel crujiente más deliciosa sin el lío de freír. ¡También he incluido una receta súper simple para la salsa de búfalo con miel absoluta! ¡La cremallera dulce y salada de este glaseado hará que te lamas los dedos al final! Es un aperitivo rápido y fácil que gustará a todos.

Todos los ingredientes necesarios

Para que sus alitas de pollo tengan el sabor de su restaurante de comida para llevar favorito, ¡todo lo que necesita son algunas especias simples! La salsa de miel de búfalo también es muy fácil de hacer. ¡Viene junto con solo 3 alimentos básicos de la despensa! Las medidas de cada ingrediente se pueden encontrar en la tarjeta de recetas al final de la publicación.

  • Alitas de pollo: Puede usar alas con hueso y sin hueso aquí.
  • Aceite de oliva: Se utiliza para recubrir el pollo y hacer que cada pieza quede agradable y crujiente.
  • Especias: Lanzo mis alitas congeladas en una mezcla simple de ajo en polvo, pimentón y sal y pimienta negra al gusto.

Salsa Miel Búfalo

  • Salsa Búfalo: ¡Usa tu marca favorita o hazlo desde cero!
  • Cariño: Agrega espesor al glaseado y un sabor dulce y delicioso.
  • salsa inglesa: Agrega un sabor sabroso y ácido a la salsa de miel de búfalo.

¡Hagamos unas alitas!

¡Hacer estas alitas de pollo con freidora es muy fácil! Solo toma 20 minutos de principio a fin sin desorden. ¡Todo lo que queda por hacer es que saques tu salsa para mojar favorita y disfrutes!

  1. Descongelar en freidora de aire: Coloque las alitas congeladas en la cesta de la freidora. Cocine a 400 grados F durante 10 minutos para descongelar. Transfiera las alitas a un tazón y drene cualquier líquido en la canasta.
  2. Mezcle con los condimentos: Agregue aceite de oliva, ajo, pimentón, sal y pimienta a las alas. Mezcle hasta que esté cubierto y vuelva a colocarlo en la canasta de la freidora.
  3. Cocinar: Cocine durante 10-12 minutos adicionales o hasta que la temperatura interna sea de 165 grados y las alas estén bien cocidas.
  4. Preparar glaseado: Mientras las alas están crujientes, batidor la salsa de búfalo, la miel y la salsa Worcestershire juntas en un tazón pequeño. Cepille el glaseado sobre las alas y sirva.

Consejos para hacer alitas de pollo en la freidora

Las alitas de pollo congeladas con freidora son más que fáciles de hacer. ¡Tienen toda la bondad crujiente de las alitas fritas sin las calorías ni las molestias! ¡Aquí hay algunas maneras de asegurarse de que su lote resulte perfecto!

  • No abarrotar la cesta: Solo cocine una sola capa de alas a la vez. Necesita mucho flujo de aire entre las alitas de pollo para que se cocinen bien.
  • Agregue más especias: Si desea que su salsa de miel de búfalo tenga más calor, intente agregar ¼ de cucharadita de pimienta de cayena hasta alcanzar el sabor deseado.
  • Use un termómetro para carne: Siempre asegúrese de que sus alitas hayan alcanzado una temperatura interna de 165 grados Fahrenheit antes de consumirlas.
  • Servir con: Las alitas siempre saben muy bien junto con verduras frescas como el apio o los palitos de zanahoria. ¡También puede servir estas sabrosas alitas con otros aperitivos de freidora como papas fritas o aros de cebolla!
  • Salsas para mojar: ¡Todo sabe mejor con un chapuzón! ¡Prueba estas recetas de rancho casero y aderezo de queso azul para tu próximo lote de alitas!

Almacenar las alas sobrantes

Mis ojos siempre son más grandes que mi estómago cada vez que hago alas. ¡La buena noticia es que puedes guardar extras en el refrigerador hasta que llegue un caso de munchies!

  • En el refrigerador: Guarde las alitas de pollo congeladas sobrantes de la freidora en un recipiente hermético por hasta 5 días.
  • Para recalentar: Para que queden crujientes las alitas sobrantes, colócalas en la freidora durante 2 o 3 minutos a 375 grados Fahrenheit. Asegúrese de que la temperatura interna alcance los 165 grados F antes de servir.

Leave a Reply

Your email address will not be published.